Descenso de Barranco en Madeira ( Mayo de 2018)

Madeira y sus grandes verticales, este es otro de nuestros viajes de Barrancos , que realizamos en 2018 y algunos afortunados repitieron al año siguiente. Sin duda la Isla de las levadas, con sus túneles y grandes verticales. Esta Isla es otro de los paraísos para los barranquistas y lugar de culto para muchos por sus barrancos de carácter predominantemente vertical, y rodeados de vegetación, hacen de Madeira un paraíso natural con una belleza salvaje, llena de contrastes como su gran diferencia entre el clima del Sur de la Isla, mucho mas cálido y benigno en contraste con el del Norte de esta con un clima mucho mas húmedo y de temperaturas menos agradables, pero no por ello menos espectacular ya que es en esta zona del norte donde se encuentran la  mayoría de los Barrancos de la Isla , aquellos de mayor calidad y desnivel, en los que incluso encuentras alguno que finaliza su descenso en el mismo océano Atlántico. Apenas 50 km separa la capital de la Isla Funchal, de Porto Moniz en el Norte donde nos alojábamos, a través de un tramo de autovía un tanto curioso  con varios túneles, el mas Largo partía de Sao Vicente hacia Ribeira Brava, conocido como el túnel del Tiempo por el contraste del clima que encontrabas entre ambas bocas.  

Barrancos de espectacular belleza , esculpidos en durísimo basalto y que nos obligan a depurar nuestras técnicas de rapel e instalación , para evitar roces de cuerda y posibles enganches de esta , sus grandes verticales superando los 100metros muchas de ellas obligan a realizar fraccionamientos en mitad de las paredes, dando bellas imágenes de varios barranquistas descendiendo por una misma vertical. El clima y las lluvias de los días previos a nuestra llegada condiciono la elección de los descensos pero aún así conseguimos realizar algunos de los más espectaculares como Ortela Superior, Seixal, Riveira Funda, etc..  Dejando otros para el próximo viaje , que seguro habría de realizarse. Siempre que realizamos este tipo de viajes procuramos aprovechar nuestra estancia al máximo para realizar el mayor numero de descensos posibles , dejando uno o dos días solo para descansar y visitar otros puntos de interés  para los cuales no sea necesario colocarse el neopreno, como la punta de Saolorenzo al este de la isla o el Mirador do Juncal en el centro de la Isla.

Recuerdo muy grato que nos dejo Madeira , no solo por sus grandes Barrancos  y la naturaleza salvaje de esta, sino por la gran acogida recibida por aquellas personas que conocimos e hicieron infinitamente más agradable nuestra estancia en ella.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad